martes, 27 de septiembre de 2011

La tienda de muñecos

Los juguetes fueron y aún pueden ser el motivo de muchas alegrías. Sin embargo, es comúnmente en la niñez cuando nos sentimos emocionados por el hecho de tener un juguete. Y es que nuestra felicidad se volvía (o se vuelve) inexplicable cuando teníamos (o tenemos) uno de estos objetos en nuestras manos. Ya sea porque nos encantaba manipular "muñecos de acción", "carritos", "trompos" o "soldados" y crear nuestro propio mundo, o porque sencillamente nos divertíamos con las aventuras, los juguetes siempre se han constituido como un buen recuerdo de la niñez... Aunque hoy en día sintamos vergüenza de recordar esos tiempos.

Sea cual sea nuestra situación, es muy probable que cuando eramos más pequeños hayamos tenido nuestra propia odisea. De seguro teníamos un "peluche", "vehículo" o "balón". Y es también muy probable que hayamos gozado de sobre manera inventados miles y miles de aventuras imaginarias. Nuestra niñez era por tanto un momento de diversión por completo cuando teníamos a nuestros amados juguetes cerca.

Pero eso sí, siempre hay que crecer... Y ciertas cosas necesitan cambiar.

La tienda de muñecos es un cuento que narra la historia de un viejo hombre que conserva una tienda de juguetes que heredó. El tiempo que ha pasado con ella es largo, pero a pesar de todo, y del hecho de que lo que contiene son "sólo muñecos", insiste en mantener en el lugar una especie de régimen jerárquico como si los juguetes y toda la tienda fuera una especie de reino. Un muchacho mucho más joven se encuentra viviendo en la tienda, y obviamente las reglas y el sistema del actual dueño no le parecen. ¿Pero por qué no? Pues, cuando se lee la historia, hasta nosotros mismos podemos pensar que es un poco ridículo que alguien sea demasiado estricto con unos pobres muñecos. Se supone que esas tiendas son lugares donde los juguetes son mostrados para ser vendidos, pero en esa tienda en particular, que el autor nos plasma en la obra, el dueño insiste en dejar los juguetes perfectamente ordenados, sin permitir que el muchacho más jovén, quien está con deseos de jugar con ellos, los toque.

La obra tenía que ser un cuento y pertenecer al género fantástico para que todo pudiese tener sentido, ya que en la fantasía nos encontramos con cosas que en la vida real no suceden. Pero el hecho más conocido y peculiar de esta obra titulada "La tienda de muñecos" no tiene que ver con que sea un cuento o que se trate de una historia netamente fantástica. El cuento obviamente es distinto a muchos que conocemos, y es que no podía ser de otra manera si su autoría pertenece a Julio Garmendia, un escritor que en su tiempo se consideró como extraño.

El mundo que crea este autor demuestra claramente lo que lo diferencia de muchas obras literarias. Garmendia nos regala una obra literaria muy corta en cuento a la extensión, esto aunado al hecho de que pertenece a la fantasía como ya se dijo, nos da una de las varias características que son propias de los cuentos. Pero lo que merece una verdadera mención es que es una obra, que nos puede alegrar el día dado a los toques de humor que el autor ha insertado en ella. El argumento puede parecer infantil, pero es una gran manera de recordar momentos de nuestra niñez por el simple hecho de la historia que con sutileza nos regala Garmendia.

Pero "La tienda de muñecos" no podía ser menos que eso. Julio Garmendia nos demuestra que es un autor distinto a otros al poner un practica un termino conocido como "ambigüedad", gracias al cual hay ciertas situaciones que no son totalmente claras, y por tanto el lector no puede distinguir completamente si son ciertas o falsas. En el caso del cuento, por ejemplo, el autor menciona una tienda de muñecos, pero no detalla donde se encuentra ubicada, por lo que puede ser cualquiera y no podemos concluir su veracidad.

También podemos encontrar otras riquezas en esta obra, por un lado la ironía está presente en algunos fragmentos como "confundo los abogados con las pelotas de goma, que en realidad están muy por encima". Para poder entender claramente cual es la ironía, hay que tener en cuenta y recordar que el dueño de la tienda, quien es el padrino del muchacho, instituyo un régimen donde ordena a sus juguetes con una jerarquía ficticia. Teniéndolo en cuenta podemos inferir que cuando el autor explica que los abogados están por encima de las pelotas de gomas, nos está explicando que están en un rango superior. ¿Pero por qué las confunde si no se parecen en nada? Es aquí donde está la ironía. Las pelotas son juguetes que podemos apretarlas y manipularas con las manos, pero ¿qué hay de los abogados? Cuando Garmendia expresa sin problemas que los confunde, está haciendo referencia a una situación de hoy en día: el hecho de que tal vez, algunos abogados pueden ser manipulados como una pelota. ¿Es eso cierto? Es aquí cuando el lector reflexiona y da su propia opinión al respecto.

Y así como encontramos esta ironía, nos podemos encontrar con algunas otros recursos a lo largo de la obra. Pero otro detalle que resulta importante recalcar, es la insistencia del autor de retratar una tienda donde un hombre, el dueño se empeña de en mantener un régimen jerárquico. Dicho régimen como ya se ha dicho, ubica juguetes más importantes como "abogados" en la cima y a otras como las "pelotas de goma" más abajo. Este factor lo que hace es referencia a una situación social. Garmendia hace una crítica con su cuento, al expresar a su manera como ese una sociedad errada: aquella que considera a unos más importantes que otros, y que pone a los reyes por encima de la gente común. Esta crítica, incluyendo el abundante humor que contiene la obra y aunado a la ambiguedad es lo que vuelve a caracterizar a Garmendía como un autor distinto.

Pero, aún tratándose de un autor distinto, la obra de Garmendia puede estudiarse como si fuera otra. En el caso de "La tienda de muñecos" se toma muy en cuenta el punto de vista del autor, y es ubicado en tercera persona. El relato es contado por el muchacho, lo que da la facilidad de conocer más a fondo lo que el siente con respecto a la situación de su padrino y como trata los juguetes. Los personajes son obviamente el muchacho, su padrino, los juguetes y no hay que dejar atrás a Heriberto, un ayudante en la tienda que es descrito como afeminado y despreciado por el propio padrino. El cuento no es más que un retrato de una historia que se puede comparar con la injusta sociedad y al mismo tiempo con una frágil felicidad que desaparece cuando los juguetes, lejos de cumplir su propósito, son confinados a estar firmes, sin dejar que nadie los toque... Como le pasó al ahijado del padrino.

El muchacho obviamente no está de cuerdo, y a pesar de que su abuelo también hacía lo mismo, él se limitada a pensar en hacerlo. Pero cuando su padrino fallece en medio de una enfermedad, y tras una ceremonia hecha por sus curas de juguete, el joven no puede hacer más que abstenerse de soltar una lágrima y acomodar todos los juguetes de nuevo en sitio comenzando otra vez, a pesar de que al principio no estaba de acuerdo, un reino con un régimen jerárquico que seguramente continuaría de generación en generación...

Eso es "La tienda de muñecos", un relato totalmente fantástico de un autor tan conocido por ser diferente a los demás. Los juguetes nunca deberían estar en un régimen tan ficticio, pero y tú ¿Qué crees de ellos? ¿Aún los conservas?

Y así es, ¿qué mejor que tratar con cuidado a aquellos que cuando niño nos alegraron el día?



13 comentarios:

  1. Realmente este cuento, no es mas que una protesta hacia el gobierno de Gómez en lo cual se refiere a su forma de gobernar, al leer el cuento por primera ves lo vemos como tu lo expresas, luego leer la historia de Venezuela durante la época de Juan Vicente Gómez y después re-leer el cuento y asociarlo con el gobierno de Gómez y le ves el sentido completo al cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Tienes razón. Me tomaré la libertad de actualizar la entrada con tus indicaciones, ya que me parecen interesantes.

      Eliminar
    2. hola me puede decir algunos imil y metafora de la novela

      Eliminar
  2. Este cuento, es un contraste con la situación en la que estaba Venezuela durante la dictadura de Gómez.

    ResponderEliminar
  3. COMO DESCRIBO FISICA Y PSICOLOGICAMENTE A LOS JUGUETES POR FA

    ResponderEliminar
  4. que representan los muñecos que viven en la tienda de los muñecos?

    ResponderEliminar
  5. pues si se asemeja a la situación de Gómez en Venezuela cuando lees este análisis te das cuenta de que si son muy parecidos

    ResponderEliminar
  6. hola me puede decir algunos simil y metafora de la novela

    ResponderEliminar
  7. Comparto la idea de que se hace referencia a la época de la dictadura gomecista, donde el abuelo puede representar a Cipriano Castros (que inicia la era), el padrino es J.V. Gomez y el Ahijado seria Eleazar Lopez Contreras. cuando habla del Los Asnos y los Osos que han ayudado a mantener la casa se puede estar refiriendo a los seguidores del gomecismo (asnos la gente sin preparacion y los Osos la guardia pretoriana llamada la Sagrada).

    ResponderEliminar

A través de ésta herramienta, puedes dar tu opinión sobre la entrada, criticar (de buena manera) y sugerir información. Todos los comentarios que hagas deben cumplir con lo establecido en las reglas. Si se encuentra un comentario infractor, se procederá a su eliminación

Reglas de los comentarios:

No está permitido el SPAM.
No está permitido insultar a los demás usuarios.
No se puede discutir por éste medio, para eso están los correos.
Si se hace alguna sugerencia debe ser del tema de la literatura.
Las críticas se permiten, pero siempre que sean constructivas y no ofendan.
No está permitida la publicación de pornografía, violencia gráfica y ningún otro tipo de material.